Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Tiene más información sobre cookies, aviso legal, politica de privacidad y protección de datos aquí.

¿ERES UNA PERSONA NOCTURNA O DIURNA? ¡ESTÁ EN TUS GENES!

¿ERES UNA PERSONA NOCTURNA O DIURNA? ¡ESTÁ EN TUS GENES!

Solemos clasificar nuestra sociedad según características de índole genética como hombre o mujer, alto o bajo, rubio o moreno, etc. Sin embargo, existe una tendencia menos conocida pero no por ello menos importante que las anteriores, y que define dos tipos de personalidades bastante contrapuestas: nocturnidad vs diurnalidad.

El hecho de ser nocturno o diurno ha aparecido durante el transcurso de nuestra vida en multitud de conversaciones informales de una forma demasiado banal.  Asociamos la nocturnidad con personas extrovertidas a las que les gusta salir de fiesta “hasta que el cuerpo aguante”. De igual modo, pensamos que la diurnalidad se corresponde con gente más seria y llamemos “responsable” desde el punto de vista de los compromisos sociales a los que hay que enfrentarse al día siguiente después de haberse corrido una gran juerga.

Hoy en día, la ciencia nos ha enseñado que esta división entre nocturno y diurno existe de verdad. Y esta división va mucho más allá que catalogar a alguien porque le guste salir de noche o porque siga madrugando los fines de semana para disfrutar de su tiempo libre. Ser nocturno o diurno va mucho más allá de eso.

Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young son los nombres de los ganadores del Premio Nobel de Medicina 2017, por su estudio sobre los mecanismos moleculares que regulan el ritmo circadiano. Pero, ¿qué es el ritmo circadiano?

Fácil, constituye el reloj biológico humano que regula las funciones fisiológicas del organismo para que sigan un ciclo regular que se repite cada 24 horas, y que coincide con los estados de sueño y vigilia.

Es decir, la vida en la Tierra se adapta a la rotación del planeta a través de dicho reloj biológico que regula aspectos internos del ser vivo como su metabolismo, temperatura corporal y secreción de hormonas y proteínas para que este ciclo se lleve a cabo.

Los estados de sueño y vigilia están asociados a los estímulos de luz, pero existen diferencias individuales, marcadas por la genética, en estos patrones rítmicos: el cronotipo. Este es el que determina la razón por la que unas personas son diurnas y otras nocturnas; porque cada persona se adapta a la luz, a la temperatura y a otros ciclos biológicos ambientales a su manera.

Entonces, ¿por qué vivimos en una sociedad en la que levantarse tarde está mal visto y que exige horarios matutinos en la escuela y en el entorno laboral? Actualmente, las normas y la disciplina están ligadas a la productividad en un escenario más adecuado para las personas diurnas.

El neuropsicólogo Phillippe Peigneux, el neurólogo Miguel Dávila y el investigador Juan Francisco Díaz-Morales coinciden en que el mundo de hoy no está en sintonía con la tipología circadiana, lo que obliga a la gente a adaptarse a condiciones en las que biológicamente son menos eficientes.

El trabajo “Why night owls are more intelligent” del investigador de la London School of Economics, Satoshi Kanazawa mostraba en 2009 que los trasnochadores en general tienen un coeficiente intelectual por encima de la media.

Por último, según un artículo de la revista Science de Peigneux las personas nocturnas tienen unas ventajas a nivel cerebral que la sociedad madrugadora de hoy desaprovecha. Lo que es seguro es que presentamos un patrón conductual y un rendimiento diferencial según sea nuestro cronotipo marcado genéticamente.

Entonces, después de leer esto, ¿qué es “mejor” ser, diurno o nocturno? Dependerá de nuestro estilo de vida, de lo que se demande de nosotros o de nuestra actividad diaria. Lo que sí está claro es que somos diferentes, y esa diferenciación en cuanto a la nocturnidad o diurnalidad es una de las muchas cosas que nos hace únicos.

Existe una relación descrita entre personas diurnas y su tendencia a ser más confiables y ordenadas. También se dice que presentan mayor precisión en deportes como el tenis. Para las nocturnas se dice que tienen mayor riesgo a presentar adicciones y son más creativas. ¿En qué perfil encajas tú?

En Unik-Science te ofrecemos la posibilidad de que conozcas a qué grupo perteneces fácilmente. Descubre (o confirma) esta característica personal tan importante a tener en cuenta para sacar el máximo provecho de tu tiempo. Comparte tus opiniones en los comentarios; nos encantará conocerlas.